Skip to main content

Arquidiócesis

El Padre Darwin Salazar fue posesionado como nuevo Canciller de la Arquidiócesis de Quito

Quito, 29 de agosto de 2023

José Colmenárez

En una Celebración Eucarística que tuvo lugar este martes 29 de agosto en la Iglesia de la Inmaculada Concepción del Centro Histórico, el Arzobispo de Quito, Mons. Alfredo José Espinoza Mateus, sdb, posesionó al P. Darwin Salazar como nuevo Canciller de la Arquidiócesis de Quito.

Durante la Misa, el P. Darwin Salazar realizó la profesión de fe y el juramento de fidelidad a la Iglesia y sus superiores. Lo hizo, mientras tocaba con sus manos el Evangeliario, que recorrerá el país como símbolo del próximo Congreso Eucarístico Internacional Quito 2024.

La designación quedó firmada y sellada y se lo realizó ante los sacerdotes concelebrantes y los fieles que acudieron a la Eucaristía.

El nuevo Canciller es oriundo de Pimampiro, provincia de Imbabura, y realizó sus estudios en el Seminario Mayor “San José” de Quito. Fue ordenado sacerdote el 29 de junio del 2015 y cursó una licenciatura en Derecho Canónico en la Universidad de Navarra – España. Actualmente es el Párroco de la Parroquia San Miguel Arcángel de Amagasí del Inca, al norte de Quito.

El P. Darwin Salazar tendrá como funciones, custodiar todos los documentos y actas concernientes a la Arquidiócesis, las parroquias y sus sacerdotes; al igual que, bajo la coordinación del Arzobispo, Mons. Alfredo José Espinoza Mateus, sdb, emitir y formalizar las actas y documentos referentes a decretos, disposiciones, obligaciones y otros asuntos, dando así fe pública de lo que se expresa o autentifica, de manera que tengan efectos jurídicos.

Otra de las tareas que realizará el nuevo canciller, será de asentar por escrito, en los libros oficiales de la Curia Metropolitana, todos los documentos emanados por el Arzobispo, y de la misma Cancillería o provenientes de otras instituciones oficiales.

Otra de sus funciones será custodiar el Archivo Diocesano que incluye el Archivo Corriente, el Archivo Temporal y el Archivo Histórico según las normas del Código de Derecho Canónico (CDC) y de la Santa Sede.