Skip to main content

Arquidiócesis

Jóvenes que quieren ser sacerdotes reciben visita sorpresa del Prefecto del Dicasterio para el Clero

Quito, 13 de julio de 2023

José Colmenárez

Durante una semana, diecisiete jóvenes participaron de un encuentro que les permitió vivir de una manera más intensa un tiempo de discernimiento y buscar respuestas a la llamada que Dios les hace para ser sacerdotes. El preseminario se realizó del 3 al 8 de julio en la Casa de Formación propedéutico “San Luis” de la Arquidiócesis de Quito.

En este tiempo, los jóvenes pudieron vivir en la casa de formación y además conocer mucho más de cerca la experiencia formativa y de descernimiento de un seminarista. El preseminario además pone a disposición de ellos, diversas herramientas que les ayuda descubrir la vocación de una forma más serena y madura.

El P. Henry Rodríguez, Director del propedéutico y Delegado de la Pastoral Vocacional, mencionó que este último encuentro fue muy provechoso y de aprendizaje para ellos, puesto que, además de ayudar en el discernimiento vocacional de los jóvenes, también pudieron sostener encuentros de fraternidad, momentos de oración y estudios de la Palabra de Dios.

Agregó que el preseminario estuvo marcado por la visita sorpresa del Cardenal Lazzaro You Heung-sik, Prefecto del Dicasterio para el Clero, y quien desde su experiencia vocacional, animó a los jóvenes a confiar en la palabra de Dios, porque “de los Evangelios nace una palabra de aliento y diversas respuestas que ayudan a descubrir el camino del sacerdocio”.

Otro de los momentos significativos del preseminario fueron las visitas que hizo el primer formador del seminario, el Arzobispo de Quito, Mons. Alfredo José Espinoza Mateus, sdb, quien de una manera cercana y cariñosa, habló a los jóvenes de la importancia del sacerdocio y como él fue descubriendo su vocación salesiana.

Por otro lado, animó a los jóvenes a no dejarse vencer por el desánimo que muchas veces suele aparecer durante la etapa formativa. Además, les exhortó a confiar y dejarse auxiliar por al Virgen María cuando esto suceda, ya que “María es quien nos conduce hacia Jesús y siempre como buena Madre, quiere lo mejor para nosotros, sus hijos”.

Los jóvenes durante todo este tiempo trataron diversos temas, uno de ellos fue la introducción al sacerdocio y los posibles temores y esperanzas que nacen durante la vocación; al igual que, el perfil del sacerdote y las exigencias de un auténtico presbiterado. De igual forma, pudieron profundizar diversos textos bíblicos orientados a la vocación, donde lograron identificar ciertas actitudes que la palabra de Dios les sugiere para atender la llamada que el Señor les hace.

El P. Henry Rodríguez explicó que quienes tengan el deseo de ser sacerdotes, lo primero que deben hacer, es comentarlo con un sacerdote, una religiosa o un catequista, para que ellos, desde su experiencia puedan orientarlos y ayudarlos a redescubrir mediante la oración el llamado del Señor. Posterior a esto, los jóvenes pueden buscar mediante las redes sociales de la pastoral vocacional, cuáles son los requisitos mínimos para vivir una auténtica experiencia vocacional hacia el sacerdocio.