Skip to main content

Arquidiócesis

La Arquidiócesis de Quito celebra los 175 de años de su creación con la apertura del Año Jubilar Arquidiocesano

Quito, 13 de enero de 2023

José Colmenárez

La Arquidiócesis de Quito cumple 175 años de creación, de vida e historia y en ese marco se realizó una Misa de Acción de Gracias, donde también, se llevó a cabo la apertura del Año Jubilar Arquidiocesano que inició este 13 de enero de 2023 y se extenderá hasta el 13 de enero de 2024.

La Misa tuvo lugar este viernes 13 de enero en la Iglesia de El Sagrario y asistió el Vicepresidente de la República, Dr. Alfredo Borrero, al igual que, Obispos y un gran número de sacerdotes del clero de Quito y de otras comunidades religiosas.

Mons. Alfredo Espinoza aseguró que estos 175 años de camino recorrido para la Arquidiócesis de Quito han estado llenos de «vida, acción y evangelización», al mismo tiempo, que la describió como una tierra de «memoria, encuentro y escucha».

«Quito no es sólo geográficamente el lugar marcado por la latitud cero como la "Mitad del Mundo", sino, sobre todo, es la tierra donde confluyen todas las voces. Es la tierra donde su gente y en especial sus pastores, escuchan con el corazón a sus hermanos, como Dios mismo escucha a su pueblo con el corazón en las manos», explicó.

Por otro lado, invitó a los fieles y especialmente a los sacerdotes «a arriesgarse al amor, hay que arriesgarse a amar. Les invito a amar, a soñar, a crear, a construir, a mirar hacia adelante. Desde el amor, les invito a creer que es posible construir juntos, con un nuevo dinamismo pastoral, esta Iglesia que peregrina en Quito. Suenen, Suenen, sueñen, no dejen de soñar con una Iglesia renovada, que mira el pasado con gratitud, celebra su historia, pero se compromete a su futuro con ilusión y con pasión».

En el transcurrir de la Misa, Mons. Alfredo Espinoza hizo la entrega de un cáliz y una patena a la Arquidiócesis de Quito. “Este es mi regalo para nuestra querida Arquidiócesis de Quito”, dijo el Sr. Arzobispo, mientras pedía al Sr. Nuncio Apostólico en el Ecuador, Mons. Andrés Carrascosa Coso, hiciera la bendición del vaso sagrado.

En otro contexto, el Sr. Arzobispo recordó que el Ecuador se ha Consagrado al Sagrado Corazón de Jesús y en el 2024 se cumplirá el 150º Aniversario de este acontecimiento tan importante para la Iglesia. Ante esto, agregó que el Papa Francisco con motivo de esta celebración, eligió al Ecuador como Sede del 53º Congreso Eucarístico Internacional que se realizará del 8 al 15 de septiembre del 2024.

Mencionó que el tema del Congreso es «Fraternidad para sanar el mundo» y explicó que el Papa Francisco escogió este tema para reflexionar sobre “la fecundidad de la Eucaristía para la evangelización y la renovación de la fe en el continente Latinoamericano”

«Tema que es programa de evangelización cuya fuente, centro y cumbre es la Eucaristía. Hoy ya vivimos este Congreso en nuestra Arquidiócesis, hoy ya hemos asumido el reto de vivir la fraternidad, hoy renovamos nuestro compromiso misionero y evangelizador», añadió.

La Misa concluyó con la lectura del decreto Arzobispal y el encendido del cirio, por el cual se declara el Año Jubilar Arquidiocesano por los 175 años de la elevación de la Diócesis de Quito a Sede Metropolitana.