Skip to main content

Arquidiócesis

Misa Crismal reunió a más de 250 sacerdotes de la Arquidiócesis de Quito

Quito, 6 de abril de 2023

José Colmenárez

La mañana de este Jueves Santo, 6 de abril, se llevó a cabo la Misa Crismal en la Catedral Metropolitana de Quito. La Eucaristía estuvo presidida por el Arzobispo de Quito, Mons. Alfredo José Espinoza Mateus, sdb.

El Sr. Arzobispo estuvo acompañado de sus Obispos Auxiliares Mons. Danilo Echeverría, Mons. David de la Torre, ss.cc y Mons. Max Ordóñez; al igual que del Nuncio Apostólico en el Ecuador, Mons. Andrés Carrascosa Coso; del Obispo Castrense Electo del Ecuador, Mons. José Asimbaya; del Obispo Emérito Castrense del Ecuador, Mons. Ángel Aguilar; del Obispo Emérito de Machala, Mons. Néstor Herrera y del Obispo Emérito de Riobamba, Mons. Víctor Corral.  

La celebración inició con el canto “Pueblo de Reyes” y participaron más de 250 sacerdotes diocesanos y religiosos. El Sr. Arzobispo les invitó a vivir con alegría el don del sacerdocio y a sentir la mirada de Cristo, pues aseguró que el Señor mira a los sacerdotes con “una mirada de amor”.

Un amor con nombres y apellidos

“(Jesús) nos vuelve a mirar con ojos de misericordia hoy, a ustedes, a mí, y nos levanta de nuestras caídas para que recordemos el “primer amor” que es su mirada de elección”, agregó Mons. Espinoza.

Al transcurrir la celebración Mons. Alfredo Espinoza preguntó a los sacerdotes: “¿Cuál es la mirada de Jesús sobre mí? ¿Cómo me mira Jesús? ¿Con una llamada? ¿Con un perdón? ¿Con una misión? Todos nosotros estamos bajo la mirada de Jesús. Él nos mira siempre con amor. Nos pide algo, nos perdona algo y nos da una misión”.

Por otro lado, reiteró a los sacerdotes que los ama sobre todas las cosas, y al hacerlo, lo hace con nombres y apellidos.

“Los amo con nombre y apellido, porque los conozco a todos. Los amo en sus virtudes, cualidades y también en sus defectos. Los amo en sus cercanías y también cuando siento sus lejanías. Los amo en su juventud, en su vida madura y plena y más aún en la ancianidad. Los amo cuando dicen una palabra amable y también cuando hay críticas, murmuraciones y hasta ofensas. Los amo, en definitiva, en SINGULAR”, añadió.

Finalmente les reiteró su cercanía y les invitó a “cuidar y velar por sus ovejas, vayan a servir y dar la vida, vayan a ser “Siempre y en todas partes Sacerdotes”.

Consagración del Santo Crisma

En el transcurrir de la Eucaristía el Sr. Arzobispo, recibió las Ánforas que contenían el Santo Crisma, el Óleo de los Catecúmenos y el Óleo de los Enfermos. Luego los jarrones, fueron colocados en una mesa y sobre ellos, Mons. Espinoza, puso sus manos para consagrar el Santo Crisma y bendecir los restantes Óleos de oliva pura.   

Los Santos Óleos, serán utilizados en el sacramento de la confirmación, para ungir a los enfermos, consagrar a los futuros sacerdotes y bautizar a los nuevos integrantes de la Iglesia.

Renovaron las promesas sacerdotales

Dentro de la celebración los presbíteros y demás religiosos, renovaron sus promesas sacerdotales frente a Mons. Alfredo Espinoza, como un signo de la plenitud sacerdotal del obispo y de la unión estrecha de los clérigos con él.

Al término de Misa, el Sr. Arzobispo impartió la Bendición Apostólica, y reconoció el desempeño y la vida sacerdotal de los padres Ricardo Cárdenas, Giovanny Muyulema y Luis Mejía que celebraran 25 años de sacerdocio y del P. Jaime Dasquens que cumple 50 años de vida sacerdotal.  

El Dato

La Misa Crismal fue transmitida en vivo por las señales de Radio Católica Nacional, Radio Matovelle, Francisco Stereo y por el Facebook de la Arquidiócesis de Quito uniendo a más de 20 mil personas.