Skip to main content

Arquidiócesis

Sacerdotes de Quito renovaron sus promesas sacerdotales junto a su pastor

Quito, 28 de marzo de 2024

José Colmenárez

El Arzobispo de Quito, Mons. Alfredo José Espinoza Mateus, sdb, ha celebrado junto con su presbiterio y sacerdotes de otras comunidades religiosas, la Misa Crismal la mañana de este Jueves Santo en la Catedral Metropolitana. Durante la celebración los presbíteros renovaron las promesas sacerdotales.

La Eucaristía fue concelebrada por el Nuncio Apostólico Mons. Andrés Carrascosa Coso; del Obispo Castrense del Ecuador, Mons. José Asimbaya; del Obispo Emérito de Machala, Mons. Néstor Herrera; del Obispo Emérito de Riobamba, Mons. Víctor Corral y de sus Obispos Auxiliares, Mons. Danilo Echeverría, Mons. David de la Torre, sss.cc y Mons. Maximiliano Ordóñez.

El arte de la fraternidad sacerdotal

En su Homilía Mons. Alfredo Espinoza, recalcó que la Misa Crismal se realizó a la luz del Congreso Eucarístico Internacional e invitó a los sacerdotes a “mirar la Eucaristía y desde ella, mirar la fraternidad”.

Además, recalcó que los sacerdotes están llamados “a aprender y a ejercitarnos en el «Arte de la fraternidad sacerdotal», porque la vocación a la fraternidad palpita en nuestro corazón. Más aún en nosotros que hemos sido creados por amor, regenerados en el Bautismo, redimidos en la misericordia de Dios, alimentados por el Cuerpo y Sangre de Cristo, configurados con Cristo en la Ordenación Sacerdotal y enviados por el Resucitado como misioneros de fraternidad”.

En este mismo sentido apuntó que “la fraternidad no es ni debe ser teórica, sino que tiene que ser, vivida, compartida y con el deseo de superar “«toda división, odio y egoísmo y nos unamos como verdaderos hermanos, hijos del Padre celestial» como rezamos en la Oración del 53º Congreso Eucarístico”, dijo.

Mons. Espinoza además pidió a sus sacerdotes a no dejar “que nadie apague la luz de su fraternidad sacerdotal!”, al mismo tiempo que les reiteró que puede contar con él en todo momento, “Ahí estaré siempre y donde sea para volver a encender, con mi corazón y mis manos de padre, la luz de Cristo en sus corazones. ¡Cuiden del tesoro de su fraternidad sacerdotal!”

Consagración del Santo Crisma

En el transcurrir de la Eucaristía el Sr. Arzobispo, recibió las Ánforas que contenían el Santo Crisma; el Óleo de los Catecúmenos y el Óleo de los Enfermos. Luego los jarrones, fueron colocados en una mesa y sobre ellos, Mons. Espinoza, puso sus manos para consagrar el Santo Crisma y bendecir los restantes Óleos de oliva pura.   

Los Santos Óleos, serán utilizados en el sacramento de la confirmación, para ungir a los enfermos, consagrar a los futuros sacerdotes y bautizar a los nuevos integrantes de la Iglesia.

Renovaron las promesas sacerdotales

Dentro de la celebración los presbíteros y demás religiosos, renovaron sus promesas sacerdotales frente a Mons. Alfredo Espinoza, como un signo de la plenitud sacerdotal del obispo y de la unión estrecha de los clérigos con él.

Al término de Misa, el Sr. Arzobispo impartió la Bendición Apostólica, y reconoció el desempeño y la vida sacerdotal de los padres Jhan Wilson Morales; Pablo Silva; Freddy Yépez y Leonardo Merino que celebran sus Bodas de Plata sacerdotales del padre Emilio Raza que celebra sus bodas de oro sacerdotales.