Skip to main content

Arquidiócesis

Una “segunda colecta” para los afectados del deslave

Quito, 3 de febrero de 2022

José Colmenárez  

La Arquidiócesis de Quito continúa ofreciendo ayudas a las personas que fueron afectadas por el deslave el pasado 31 de enero. El Arzobispo de Quito, Mons. Alfredo José Espinoza Mateus, sdb, sigue de cerca la situación y actualmente lidera la campaña de solidaridad que inició la Iglesia de Quito, en favor de las personas afectadas por este fenómeno que ha dejado como saldo 24 personas fallecidas, 12 personas desaparecidas, varios heridos y a decenas de familias damnificadas.

Mons. Alfredo Espinoza, informó que la campaña de solidaridad consta de dos fases, la primera es ofrecer ayudas inmediatas a las personas afectadas con ropa, medicinas, kits alimenticios, al igual que, brindar desayunos, almuerzos y meriendas a todos los organismos de seguridad y cuerpos de rescate que trabajan sin descaso en los sectores afectados, entre ellos, La Comuna, Pambachupa y La Gasca.

En lo que refiere a la segunda fase, destacó que consistirá en brindar asistencia psicológica y médica a los heridos, crear un comedor para atender a los afectados y levantar información para luego proporcionar enseres a quienes lo han perdido todo.  

Contó que para continuar con la ayuda, todas las parroquias eclesiásticas de Quito realizarán este domingo 6 de febrero una “segunda colecta” que luego será contabilizada y depositada a las cuentas del Consejo Gubernativo de Bienes (Arquidiócesis de Quito) y posterior a ello ejecutar proyectos que ayuden a todos los perjudicados. Aclaró, que siempre ha sido un “Obispo transparente”, y por lo tanto la Arquidiócesis de Quito dará cuentas a todos los fieles que colaboren con la causa.

En este mismo sentido, agradeció a los sacerdotes y fieles por el trabajo arduo que han venido realizando todos estos días.

Desde que inició la emergencia la Arquidiócesis de Quito conformó un Comité Permanente de Crisis, el mismo que evalúa permanente la situación y gracias a la colaboración incesante de los sacerdotes y fieles, ha podido dar respuestas a las necesidades que se han ido presentando en los sectores afectados.

La noche de este miércoles 2 de febrero el Sr. Arzobispo y parte del Comité se trasladó hasta una de las casas donde eran velados dos de las víctimas fatales (padre e hijo). En el lugar, en medio del dolor y la consternación se dirigió a las familias, y reiteró que la Iglesia de Quito con la colaboración de sus sacerdotes y fieles, seguirá brindando ayudas a los afectados.