Skip to main content

Arquidiócesis

VI Jornada Mundial de los Pobres, una ocasión para renovar el rostro misericordioso de la Iglesia

Quito, 17 de noviembre de 2022

José Colmenárez

El pasado domingo, 13 de noviembre, la Iglesia celebró la Jornada Mundial de los Pobres, una iniciativa del papa Francisco que este año cumplió su sexta edición con el lema “Jesucristo se hizo pobre por ustedes”. Como cada año la Parroquia Nuestra Señora de la Paz realizó varias actividades con el objetivo de promover la solidaridad, la comunión y la escucha, entre las personas más pobres y vulnerables.

El P. Edison Sotomayor, párroco de Nuestra Señora de la Paz, agregó que esta Jornada busca “visibilizar a los hermanos más necesitados y compadecernos de ellos para reconocer a Jesús en cada uno de ellos", al igual que, “renovar el rostro misericordioso de la Iglesia”.

Es por ello, que en esa comunidad parroquial días previos y durante la celebración de esta Jornada, se ofrecieron más de 500 comidas calientes a personas de bajos recursos de distintos lugares de la ciudad capital. De igual forma se ofreció acompañamiento espiritual y de alguna manera se mostró el aprecio y la cercanía a los más necesitados.

El P. Sotomayor mencionó que los colaborares de Cáritas y de los grupor parroquiales también llevaron comidas calientes a quienes se encontraban en situación de calle buscando el sustento diario. “Nuestro deseo es atender lo que el Papa nos pide, «salir de nuestros propios muros» para encontrar la pobreza en las múltiples realidades en la que se hace presente el mismo Cristo”.

De igual forma se realizaron más de 300 kits alimenticios que fueron entregados a familias necesitadas, entre ellas, personas desempleadas y migrantes. Además, se entregaron medicinas y otras ayudas técnicas a todo aquel que lo requirió.

Por otro lado, la Misa de fiesta fue presidida por el Sr. Nuncio Apostólico Mons. Andrés Carrascosa Coso, quien, desde su cercanía y paternidad, motivó a los parroquianos a seguir ayudando a lo más pobres y vulnerables, “no solamente un día en especifico sino toda la vida”.