Skip to main content

Iglesia y Sociedad

Mons. Adalberto Jiménez: El voto tiene que ser responsable, consciente e informado

Quito, 15 de enero de 2020

José Colmenárez

En relación al documento “Responsabilidad Política” presentado por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), de cara a los comicios electorales del próximo 07 de febrero, el obispo del Vicariato Apostólico de Aguarico (Orellana), Mons. José Adalberto Jiménez Mendoza, exhortó a los políticos a presentar planes verdaderamente congruentes, veraces y libres de todo engaño y corrupción, mientras que, a los ecuatorianos les invitó a votar de forma responsable, consciente e informados. 

Agregó que, desde la Doctrina Social de la Iglesia, los obispos sin tomar posiciones partidistas, tienen la tarea de orientar a su rebaño a la hora de discernir y elegir a quienes presenten propuestas basadas en el bien social y económico del país.

De igual forma los animó a investigar y a leer sobre los candidatos, con el propósito de conocer sus propuestas, entre ellas, si apoyan o no el derecho a la vida y si están en favor de la familia. “Hay personas que directamente están apoyando la muerte. Esto nosotros tenemos que saberlo y de esta manera nos hacemos responsables a la hora de elegir”, subrayó.

En cuanto a la corrupción que cada día gana terreno en el país, el prelado recordó que durante la Visita Ad Limina, el Papa Francisco pidió a los obispos luchar contra la corrupción, por lo que considera que los políticos deben combatir este crimen y preocuparse por los más necesitados y vulnerables, por la realidad de la Amazonía, por los migrantes y por los problemas sociales y sanitarios que ha dejado la pandemia de la Covid-19.

“Los políticos no deben buscar el bien de su propio bolsillo y el de su familia. Necesitamos un destierro total de la corrupción (…) y que los políticos se preocupen por los más necesitados”, denunció.

A los jóvenes del país, el prelado les invitó a ejercer con conciencia y responsabilidad el derecho de elegir y a ser portadores a través de las redes sociales, de que las personas deben abocarse a las unas electorales, respondiendo a los valores éticos y en el marco del respeto de quien piensa diferente.